Ovalle y sus hermosas celebraciones.

por Arturo Montory G.

 

En 1964 se efectuó el Campeonato Nacional de Rodeo en la ciudad de Ovalle, el cual fue muy exitoso en organización y público. En dicho rodeo crearon la Tarjeta de Inscripción para las colleras participantes, lo que sigue en todos los rodeos del país hasta la actualidad.

 

Llegaron caballos y jinetes de Temuco, Victoria, Curicó, Los Ángeles, San Carlos, Chillan, Linares, San Fernando, Rancagua, Santiago, Los Andes y locales. Corrieron también Jorge y Alberto Catan en el famoso Pichanguero y el bonito Polvareda.

Se presentaron famosos jinetes como Tito Villegas, Tito Santos, René Urzua, Santiago Soto, Oscar y Julio Bustamante, Hilario Martínez y H. Rodríguez, Fernando y “Tuco” Puga, Ramón Cardemil y Ruperto Valderrama, Renato y Exequiel Dinamarca, Abelino Mora y Miguel Lamoliatte y los jóvenes Guillermo Aguirre y José Manuel.

Delegado de la Asociación Coquimbo de la época era Gabriel Varela y su gestión logro la obtención de la sede del Campeonato, y los dirigentes del club Gonzalo Juliá, Presidente, Enrique Varela, Pedro Barrios B. Clemente Fuentealba, Luis Méndez, Jorge y Miguel Juliá.

Colaboradoras muy hermosas fueron Isabel Bou, Mónica Balmaceda, Inés Jofre, María Soledad Julia que sería elegida reina del campeonato.

El año siguiente formaron el ranking de jinetes:

1.-Ruperto Valderrama 2.-Jose Manuel Aguirre 3.-Abelino Mora 4.-Ramon Cardemil 5.-Ricardo Martínez 6.-Alberto Marmolejo 7.-Guillermo Aguirre 8.-Renato Dinamarca 9.-Sergio Bustamante 10.-Miguel Lamoliatte. 

Todos jinetes presentes en Ovalle en 1964.

Para celebrar este magno acontecimiento de cumplir 50 años de efectuado el nacional, el club de Ovalle decidió recordar en forma brillante este episodio histórico para el rodeo y la ciudad.

Con la brillante conducción de Justo Abel Barrios el club organizó para ello una gran fiesta que incluyó un rodeo de Primera Categoría, paseo y presentación a la Plaza de la ciudad y Cena de Honor.

El rodeo resulto de muy buena calidad además con la limitación de colleras muy agradable.

Luego con las Invitaciones correspondientes a los invitados se efectuó una lindísima ceremonia en la plaza principal de Ovalle con la presencia del Alcalde y autoridades zonales, donde además llegaron a acaballo todos los jinetes participantes lo que hizo un cuadro huaso precioso y muy aplaudido por el público.

El Alcalde entregó un recuerdo a los Campeones de Chile y a la Reina del rodeo Sra. Soledad Juliá.

En la noche una Cena de Gala a la antigua, en el Casino con mesas familiares, un gran ambiente huaso y amistad, se lucio una vez más su anfitrión Justo Abel Barrios y el club de Ovalle.

Todos los presentes quedamos con un lindo recuerdo de magna fiesta chilena y corralera.

Y cuecas y más cuecas. 

A un costado dentro del casino, se efectuó una muestra fotográfica de la época del nacional de 1964, preciosa, todo el mundo quedó admirado con este lindo detalle, igual como años atrás se instaló el Granero de la Chilenidad en Rancagua, que no lo repitieron.