Por Arturo Montory G.

Antiguamente se efectuaban Rodeos Oficiales en los pueblos a cargo de instituciones y eran con fines benéficos, por lo cual atendían socios de ellas y las señoras de los corredores en muchas ocasiones, lo que hacía del rodeo una fiesta muy familiar.

 

Duraba tres días que incluía sábado, domingo y lunes, la cueca era la reina porque cada noche había fiesta en los casinos de primera y de segunda.

Medialunas de ramas, luego de tablas y tablones, atajabas de mimbre, luego de sacos, jurados aficionados que se buscaban en el mismo rodeo, incluso ya con los corredores dentro del corral y aun no había jurado, muchas veces pasaba y después que convencían a algún socio de jurara, ya al poco andar el champion los estaban retando los que se consideraban perjudicados por sus fallos.

Pero siempre se usaron planillas en las series y champion y existía un reglamento de jura, dichas planillas que enviaban a la SNA, donde funcionaba el directorio de la Asociación de criadores de caballares. 

Las serie de los rodeos no pasaban de 20 colleras, y cuando ya empezó a crecer se prohibió “correr al gallito”, lo que se hacía para completar colleras porque el reglamento exigía cierto número de ellas.     

Durante al temporadas no pasaban de 40 a 50 rodeos.

Pero pocos aficionados, sino puros corredores ligados al campo, profesionales y muy buenos jinetes, porque así era la época.

Al principio se corría con Piño dentro del apiñadero, 25 novillos a elegir uno por las colleras que corrían, sin cambiarlo, y cuando quedaban 10 se “cebaba” el piño y entraba otro lote nuevo, todo esto muy lento y con gran polvo en las medialunas lo que lo hacía incomodo.

Época de los presidentes Alberto Echenique, Guillermo Aguirre U, Juan Luis Bulnes.  

Surgió el toril, resistido al principio pero una gran solución que al fin a todos agradó.

Las medialunas se mejoraron, las atajadas se cubrieron por sacos o aspilleras rellenas de paja, el piso sea aplanó.

En 1962 se funda Federación y el rodeo se hace Deporte Nacional, lo cual obliga a un orden administrativo, por los cual se arrienda una oficina, se hace cargo de ella el Director Secretario y alma de su funcionamiento Raúl Pavez Romero, del cual nos acordamos muy poco y se merece todo, le debemos mucho, el hacía sólo una labor titánica.

Esta nueva etapa dirigida por Fernando Hurtado Echenique.

Se modernizaron los reglamentos, se fundaron mas Asociaciones, y se creó la famosa Comisión de Disciplina, sin la cual el rodeo seria un caos, desde siempre.

En 1970 época de Jorge Lasserre Lafontaine se avanzó aun más y el rodeo creció muchísimo.

En el 2000 se construyó la medialuna Monumental de Rancagua, en tiempos de Gonzalo Vial Vial.

Ya habían nacido los Clasificatorios y se efectuaban 300 rodeos al año, ahora pasan de 500.

El campo se industrializó y ahora los corredores son de ciudad la gran mayoría, pero la afición  crece y crece.

La Federación tiene magnificas oficinas y medios de comunicación de los más modernos.

El recinto de Rancagua se va modernizar, ojala no se transforme en un Mall del rodeo, perdería sus raíces netamente campesinas y criollas, espero que no sea.

Este Consultivo definirá los Clasificatorios y Repechajes, porque todos los corredores quieren y se sienten con derecho y méritos deportivos para llegar a las instancias finales, como ha crecido el rodeo.

Pero junto con el desarrollo deportivo debe ir unido un nuevo impulso por la historia del rodeo, revisar vestimenta huasa, sombreros, mantas y chamantos, aperos, porque las cosas se van deformando y nadie se da cuenta y a veces es muy tarde, son varios los detalles en ese sentido.

Un solo ejemplo, en la actualidad podrían llamarse los “huasos cafés”, parecen uniformados, el color se ha ido perdiendo y no debiera ser así.