Por A.M.G.

Otro reproductor chileno de gran influencia en Argentina y Brasil es La Invernada Aniversario Nº 45916, nacido el 6 de octubre de 1965, en criadero de don Alberto Araya Gómez.

 

Nos contó Carlos Noguera E. en una entretenida tertulia que tuvimos en su pueblo de Los Andes hace años atrás y que recuerdo muy bien:

“En la década de 1970 cuando los “campos ya no eran de los dueños” y las crianzas se hacían imposibles,  Gonzalo Torres nos invita a Alberto Araya y  mi para trasladar a Argentina todos los caballos que pudiéramos. Quedaron en Chile las yeguas más viejas que no resistirían el viaje. Organizo la aventura con penurias y éxitos finales, cruzo la cordillera y me voy para el pueblo de Loncopué con los siguientes animales: La Invernada Aniversario, Novillero padre de la yegua Esta Sí, campeona de Riendas, también l madre de esta la Arisca, además de 33 caballos con 4 potrillos al pie. Llegaron todos por tierra en muy buenas condiciones probando una vez más la rusticidad de la raza. Cabe destacar que el tramo de la cordillera hasta el pueblo Loncopué, anduvimos sin parar 20 horas. Solo a comer algo y tomar agua por problemas con la nieve, era principio de Noviembre, si n os deteníamos quizás muchos no llegarían. Al año siguiente de la aventura  Gonzalo Torres prepara y presenta en Palermo al Aniversario.  Era un potro distinto a los demás de la exposición, cabeza masculina, paletas inclinadas, grupa extendida, musculatura de lomo, brazos  muy fuertes, buenos huesos de cañas y patas, lindos cascos, adornado de crines.  Nadie hablaba, todos lo querían.  Los brasileros rodeaban la pesebrera, pero apareció ese visionario y norteador Luis Martín Bastos, metió la mano al bolsillo, lo compró y pagó al contado. Gran desilusión entre los criadores argentinos al ver que ese potro moderno para ellos  y muy antiguo para nosotros se iba Brasil. Hoy es uno de los pilares del crioulo brasilero”.              

Tengo entendido que el desagrado de los criadores argentinos fue mayúsculo pasando varios inconvenientes don Alberto Araya por haber vendido el potro antes de remate.  Así es la historia.

 Todas las conversaciones con Carlitos Noguera E. las tengo grabadas y también sus cartas, algún día para los nietos de los que nos gusta el tema de criollos, serán un tesoro invaluable, ahí están para el que las quiera.

 Aniversario es hijo de No Me Toques por Quicio (Madrigal) en la Quiromancia.

 La madre es la  Greda II por Zanjón 2 hijo de Cóndor III.

 El potro No me Toques criado por Humberto González empleado  de Aculeo, al cual don Miguel Letelier le regaló la yegua Quiromancia  preñada de Quicio. Esta yegua era hija de Curanto en la  Comparza, nieta de Azogue nieto directo de Bayo León.

 No me Toques por los avatares de la vida llegó a Chillan a tirar una Victoria, carro para pasear personas desde la estación de ferrocarril de Chillán al centro del pueblo, lugar donde un día “Vitin” Castillo gran criador y juez de exposiciones  que tenia campo en Bulnes, vio la marca de Aculeo en la nalga del potro, averiguó su autenticidad y le gustó, se lo compró a su dueño de ese momento, lo llevó a su campo a Bulnes y cuidado y regaloneado  No me Toques se transformó en un extraordinario caballo corralero, que se lució en el rodeo de la Quinta Normal montado por el  jinete Ricardo Gil Letelier Pardo Don Lete, hijo de don Gil Letelier, compañero de corridas de don Ricardo Ibáñez Letelier, Don Rica,  quien me contó esta historia. Dice que era un caballo de poco arreglo pero inteligente, valiente, rápido y muy manso.

Lo que es la historia, Aniversario llegó por la cordillera a Argentina y No Me Toques tiraba un coche en un pueblo del sur de Chile.

 No me Toques fue un gran reproductor, dio a  No me Toques II, a Abalorio que fuera 1º del ranking de potros de Alberto Montt, a Perito campeón de Riendas de Tavin Rey,  a Tranca Larga yegua extra de vacas de Waldo Lira,

a Brujo potro chico extra de corrales de Edmundo Béjares, a Pelarquina, a Gualtata, a Ligueño caballo finalista nacional con don Alejandro Tornero,  a Clementina yegua base de Piguchén, a Caicavilen potro extra de vacas de José Miguel Goycolea, a Cordillerano, a Andamio abuelo de Reservado, ha Roto Choro caballo extra de Pato Fresno, a Camarilla gran vaquera y madre, a Pajarero, a Puma, a Rayo todos estos últimos muy buenos reproductores.

 Quicio su padre gran reproductor de Aculeo hijo de Madrigal en la Celosía por Anchoa una de las mejores yeguas de estampa y corrales que dio Aculeo según don Miguel Letelier E. 

 Quicio  es padre de  Juguete, de Desideria, de Damajuana, de Quicio II, de Junquillo, de Libertad.            

Foto:

-Guillermo Pérez de Arce en Palermo con Aniversario el día de su venta.