Por A.M.G.

 

Información de la Federación del Rodeo Chileno:
“Sumando los cinco Clasificatorios tenemos 135 colleras que clasifican para disputar su paso a la Final en la Medialuna de Rancagua. A esas 135 se agregarán las 2 de la Asociación Magallanes que tienen cupo directo, además de los Campeones y Segundos Campeones del Nacional pasado, para llegar a un total de 139 colleras que estarán en el Campeonato Nacional”, según afirmo el Gerente Deportivo federado.
En el año 1949 en abril en la medialuna de Rancagua llegaron a disputar el Champion de Chile 125 colleras, las cuales tenían como merito haber obtenido un Primer o Segundo lugar en un Rodeo Oficial en cualquier lugar del país.
Rodeo Oficial era el que organizaban las ciudades y pueblos importantes de la zona central hasta Temuco en esos años, e informaban a la SNA Sección Ganadería donde funcionaba una Comisión de Criadores de Caballares que regia el rodeo.
Alberto Echenique Domínguez, Guillermo Aguirre Ureta, Fernando Hurtado Echenique organizaban de parte de los criadores y una Institución Rodeo Rancagua con otros personeros de la zona fueron los artífices.
La Final resultó larguísima y de inmediato se abocaron a estudiar la manera de restringir tan grandioso contingente corralero.
Por muchos años se corría el rodeo del pueblo primero con su champion el domingo en la mañana y en la tarde era la Final Nacional.
En 1949 la collera ganadora de Ernesto Santos y Pepe Gutiérrez no tenían derecho a correr la final porque se armo la collera en el mismo rodeo, porque Eliseo Calderón compañero habitual no llegó, y ganaron champion del rodeo en la mañana y en la tarde fueron Campeones de Chile.
En otra ocasión y cuando ya el campeonato era exclusivo Avelino Mora y Miguel Lamoliatte premiaron en la última serie de la mañana y fueron Campeones de Chile en la tarde.
Luego de años de años de pruebas y estudios se ha llegado a esta nueva manera de selección empujada siempre por la inmensa cantidad de colleras que participan en los rodeos de la temporada, una cantidad exorbitante.
Tres clasificatorios y dos repechajes es lo actual, buscando ahorrar viajes a los corredores y no hacer tan grandes cada evento, lo que muy pronto se verá cómo funciona en la práctica.
Ya van viajando a Valdivia al primero de ellos la mayoría de las colleras participantes, primero los caballos y luego los jinetes, llenas las maletas de ilusiones y buenos deseos. En cada uno de ellos están las ansias de campeonar, ansias escondidas bajo el concepto de “lo que Dios quiera, que se nos presente”, típica frase de modestia y de tratar de disimular el fuego interno que los abraza.
Van a estar presentes los Campeones de Chile con el equipo de Santa Isabel, los Peleco con todos sus guerreros, los Campeones del Nacional de Criaderos Lobel y García, el poderoso Vista Volcán, el criadero El Ideal, los Rebhein, Gran Aventura, Agustín Ugalde, y tantos otros de gran merito, será un lindo rodeo y una gran final que veremos por Streaming, una gran forma de difusión nacional e internacional que muchos de los que no asisten agradecen.
El lunes ya será otro día y podremos estudiar rendimientos y pedigrís de los campeones, de los caballos de mejor rendimiento, de las que deslucieron, de los jinetes que brillaron, calidad del ganado, en fin, ahora son todas ilusiones, pero por la calidad dirigencia de los Valdivianos garantiza un gran rodeo clasificatorio.
El país corralero está pendiente, esta época de finales que es la más esperada por todos.