Por A.M.G.

Un jinete huaso debe lucir la denominada "Escuela Ecuestre Huasa" y que la componen los diversos elementos o expresiones ecuestres típicas del huaso y su monta, necesarios para ejercer y mostrar su máxima habilidad conductiva.

 

Esta Escuela nace en base a tradiciones y  es difundida por los grandes maestros de la historia.

Se considera su primer ejecutor al jinete talquino  Tomás "Chuma" Celis, (1930) eximio maestro reconocido por todos los que lo conocieron y disfrutaron de su arte.

El fue el primer jinete huaso en correr con "postura", o sea con el caballo doblado durante la carrera y atajando con sus pechos, lo que lograba al hacerles muy buena boca, para ejercer sobre él un control absoluto en cualquier circunstancia del rodeo y en el trabajo de campo.

Lo siguen históricamente en fama y ejecución Segundo "Segua" Zúñiga (1940) José Manuel "Coteco" Aguirre (1950)  y Ruperto "Rupa" Valderrama, (1960).

Fueron famosos los binomios de "Chuma" Celis en el caballo Ovillo un hijo de Cosaco (Alfil II), de Segundo Zúñiga en el caballo Patito un hijo de Burlón (Alcatraz), Aguirre en Recacha hija de Comunista (Quebrado) y de Ruperto Valderrama en la yegua Pelotera una hija de Refuerzo (Quebrado). 

La forma de montar por ellos representada es de la siguiente manera:  "asiento" sobre la montura con la espalda recta, hombros hacia atrás y firmes, rodillas hacia adelante pegadas a los flancos de la montura, para "espuelear" la pierna se mueve de la rodilla hacia abajo, nunca se saca el muslo de la montura, los talones debe estar  bajos, la rienda tomada con las dos manos, éstas bajas, cerca de la copa de la montura, los mas elegantes sobre el cuello del caballo y con las manos escondidas bajo el chamanto, sin que se vean,  y sin moverse mayormente, codos fijos pegados a los costados, sin moverlos exageradamente, la cabeza erguida. Es la forma de montar llamada a la "Jineta".

La espueleada  debe ser larga y que la rodaja gire hacia atrás, sonora, llamativa, nunca de punta al costillar del caballo, que "invite" al caballo a emplearse al fondo, corrida, llena y alegre, debe usarse como una ayuda nunca un castigo. El caballo respecto del freno debe mantener  la boca cerrada y suave de presión en las riendas, las que a su vez se llevan firmes en la atajada y cancha, nunca a "rienda suelta".

Son claros defectos en la monta huasa, llevar las espuelas pegadas a las costillas del caballo (se afirma en las espuelas), mover los codos hacia fuera, (como en las películas del oeste) saltar en la montura o "despegarse de los cueros", andar colgados de las espuelas, las manos altas, levantarse del asiento en la atajada, perder el equilibrio en la atajada y por ayudar, girarse en la montura, y como he visto en algunas ocasiones, tomarse del cuello del caballo para no caerse.

Parece complejo pero en la práctica y en la actualidad existen muchos jinetes que cumplen estas condiciones, y no hay duda que llevan el sello de un "maestro huaso" que los educó, podemos nombrar muchos jinetes de la familias Cardemil, Bustamante, Yánez, Loaiza, Tamayo, Hernández, Guzmán, Cortés, Pozo, Barra, Navarro, en que se adivina una forma de montar similar y muy dentro de estos rangos, además de otros jinetes individuales.

Para formar parte de la Escala de Honor de cada temporada, se ha elegido una forma de voto por Asociación y de ella emanan los resultados.

Elegir los 10 mejores de cada año, no es nada fácil.

 

Para ingresar al lugar de los 10 primeros deben haber cumplido una temporada completa y exitosa, en ganancia de champion y clasificaciones, no es correcto ni en justicia que un jinete por el sólo hecho de hacer alguna atajada espectacular en el 3º y 4º animal de la final, sea ungido en los primeros lugares, debe hacer campaña anterior.

¿Cómo llegamos a los primeros 5 lugares?  La tendencia actual es a buscar entre los que ingresaron al 4º animal del nacional, que sin duda es un gran mérito, antes de aquello tenemos a los ganadores de los cuatro clasificatorios, de los cuales tenemos a campeones de Chile y también jinetes nuevos pero que estuvieron en una gran tarde.

Luego la actuación en el nacional, lo que obliga a un jinete con pretensiones llegar a la final, y de ahí en adelante a sacarle el mejor partido a lo "montado", así se "baraja el naipe" para ingresar al 4º animal, aquí cuentan los segundos, centésimas  en la desición de un jinete, la presión del público es inmensa, esta todo Chile corralero observando, las pasiones fluyen a chorro, es un momento sublime para el mundo corralero, y ahí surgen los campeones, vaya que es difícil, ese era el momento "grandioso" de Ramón Cardemil Moraga, maestro de presencia, crecía a mil sus posibilidades y rendía muy sobre lo que había mostrado en cada temporada, también ahora corren jinetes de esas condiciones, de ahí sale el primero del Ranking, el mas firme mentalmente y el mas correcto como jinete.