Por A.M.G.
Año Nuevo N° 182463, nacido en enero del 2005, criado en Santa Elba.

Bayo, hijo de Escorpión (Estribillo-Estribo-Guaraní-Quebrado y Lista) en Buscada por Bellaco (Taco-Rigor-Comunista-Quebrado) y Ficha por Ñipan (Comunista y Rigurosa-Quebrado).
Incorpora por la Lista y Rigurosa madre de Rigor y Ñipan al Jefe de Raza Alcatraz.
Por Bellaco incluye la sangre de su madre la excepcional Percala por Coirón 3 y Sanción por Madrigal.
Escorpión fue Campeón de Chile y de extensa y gran campaña, y Buscada una de las mejores yeguas que criara Santa Elba, buenísima de vacas, liviana de físico lo que heredó a su hijo.
Tiene 21 crías inscritas a la fecha.
Este potro de linda estampa, de cabeza muy acarnerada que denota su excepcional estirpe chilena, es un caballo liviano, de poco peso pero de rica musculatura y de grandes condiciones funcionales, además bonito, bueno de rienda y rodeo.
Ágil, rapadísimo, equilibrado y de gran boca, debe ser uno de los ejemplares mas destacados del país en ese momento, sin duda.
Desde que lo conocí en una exposición de Curicó, la mencionada mas abajo el caballo me encantó, es liviano a la vista, agradable de estampa, “entra por la vista”.
Consulte a Alberto si Don Ramón lo había conocido bien y que esperaba de este potro.
Comentario de Alberto Cardemil H.:
“Don Ramo no solamente lo conoció, sino que estuvo personalmente preocupado de su crianza, dado que la yegua se enfermaba al final de la preñez -de hecho murió cuando estaba por parir del Escorpión- y se opuso a aceptar una oferta exorbitante en el remate de liquidación de Santa Elba de año.
No lo alcanzó a ver como Campeón de la Raza en la Exposición de Curicó a los tres años, en esa ocasión el jurado Hernán Cruz C. se enamoro del potrillo y le dio todos los premios.
Fue amansado y arreglado por Ramón Salazar y Alfonso “Chiqui” Navarro lo saca Vice-Campeón de Chile de Movimiento a la Rienda a los cuatro años y después Luis Hernán López lo completa Clasificando en dos o tres rodeos a los cinco años.
Lo he dejado después para mi montura personal, tiene una boca y disposición de oro y ha sido dedicado a las yeguas.


Este año lo ha retomado muy bien en el trabajo Ramón Pizarro, discípulo de René Mosqueira y lo voy a sacar a correr con un potro nuevo.
Su hijo Terremoto, ha sido dos veces Campeón de la Raza en Curicó y ya ha ganado varios rodeos.
Marca sus cualidades, boca, lomo, disposición postura, pureza de sello y evita sus defectos, poco hueso y poca envergadura física.
Tengo una yegua de pura clase, del potro en la Primorosa.
Mide exactamente 1,38 mt. de alzada”.