Imprimir

Por Arturo Montory G.

 

 

 

 

 

 

Una linda historia se teje alrededor de este legendario tordillo.

Nació en criadero Paicavi de Hernán Anguita Gajardo, en el fundo Anique en Cañete, un 24 de octubre de 1991, de color bayo.

Hijo de Arauco (Inocente-Bonete-Revolucionario-Enchufe) y Sorocha por Troncal (Picaporte y Rastra por Quillacon II)) en A Oír Cantar por Barranco (Quilacon II) y Comaire Lola por Quillacon II-Quillacon I-Longaviano-Enchufe.

Corrió del 1996 hasta el 2007.

Murió a los 24 años de edad el 20 de octubre del 2015 y está enterrado en un potrero de Peleco en Contulmo la tierra que lo vio crecer y triunfar, y ahora a sus hijos y nietos.

Apenas sucedió Rubén me llamo y con voz entrecortada me relató lo pasado esa noche y descubierto al amanecer, se quedo dormido muy tranquilo, no hay señas de movimiento, dijo, luego de algunos minutos de silencio nos despedimos, no había mucho que decir en ese momento, fue el emblema de Peleco y por supuesto de Paicavi.

Cuantas alegrías nos entregó con sus actuaciones en rodeos, su prestancia de caballo puro y seguirá dando con sus hijos a tantos criadores que lo admiraban.

Ahí va su vida.

 

Por el año 1990 Rubén Valdebenito muy amigo de su “maestro” Hernán Anguita G. lo visitaba a menudo aprovechando de ver sus caballos al fundo Anique, época que éste ya solo reproducía lo que tenía en casa, el Punteo, y ahí estaba Sorocha yegua tordilla que Rubén apreciaba mucho pero que ya estaba saturada de esa sangre, por lo cual se la pidió prestada para llevarla a Contulmo a ponerle otro potro, y así lo hizo.

Como era a muy amigo de Lino Barbieri de Los Sauces propietario del bayo Arauco, excepcional vaquero y muy admirado por Rubén, cruzó la Sorocha con el bayo.

Una vez comprobada la preñez devolvió la yegua al fundo Anique, sin ningún compromiso solo el de hacerle un favor a su maestro y que este lo desfrutara.

Pario la tordilla un lindo potrillo bayo, al que conocí en Anique en el verano de 1992, cuando tenía tres meses de nacido, y estaba suelto en el potrero junto a su madre, había sido una primavera lluviosa y había bastante pasto en el secano de Anique, la madre y su cría estaban en muy buen estado.

Como era habitual en mis vacacione iba con mi familia a Cañete, y religiosamente visitaba al criadero Peleco en Contulmo, época que recién había llegado el Picarquin Taconeo, también estaba el Morcacho, el Quillacon, la Maruja e hijas de Picaporte, en fin, la base del criadero que había comprado a Emilio Lafontaine P. y por supuesto se acordó del Requinto, nombre colocado por tío “Nancho” al bayo.

Meses después a entrada de otoño Rubén le compro el potrillo a Paicavi y lo trajo a Contulmo, Sorocha en el entretanto pario en Paicavi a Carmel Rosa y Relgue en Punteo, pero en 1997 Rubén trajo a Sorocha a Peleco para reproducirla y estuvo algunos años donde nació Apotínquese en Contulmo y la conocida madre Guitarra en Morcacho, posteriormente Rubén devolvió la Sorocha a Paicavi preñada del Taconeo y nació el Velai, tordillo que fue castrado.

Requinto desde sus inicios era los “ojos” de Rubén, lo admiraba y quería muchísimo, lo crio esmeradamente entregándole la mejor alimentación y cuidados, y lo soltaba cerca de la casa en un potrerillo redondeado y éste corría y corría alrededor de la cerca, relinchando, parando en las patas, haciendo volapiés, enérgico, vistoso, lleno de vida y felicidad, era un espectáculo verlo en esta acción y se advertía en él un caballo diferente, en cuanto a prestancia y belleza, sus crines del moño y cola ondulados y abundantes “blanqueados” volaban con el viento, le gustaba mostrarse, se erguía con orgullo, y hacia que lo vieran, era increíble su acción.

Durante todo el resto de su vida llamo la atención donde fuera, ya apenas bajado del camión iban a mirarlo, entraba a la medialuna y su presencia no pasaba desapercibo por nadie.

Lo trabajó en sus inicios Orlando Brito G. que trabajaba en Peleco aquellos años, y corría con Gustavo, viniendo a rodeos de Santiago a la Semana de la Chilenidad, cuando se efectuaban en Parque Araucano.

Luego llego al criadero Carlos Ramos de Lautaro, el que continuo con el “arreglo” del Requinto, y al final lo pulió y termino René “Oco” Guzmán, que lo corrió en un rodeo de Angol siendo muy nuevo el potro y se lucio en él.

También fue presentado a exposiciones.

Participó montado por Gustavo en collera con Chispa montada por su hermano “Panchaco” en rodeos Escolares en Rancagua, donde éste obtuvo el premio de jinete joven, la Copa era más grande que él.

Ya en la competencia oficial su primer premio importante lo obtuvo en 1997

en un Interasociaciones en Los Ángeles donde entro al 4° animal y ya más maduro en 2001 corrió en Clasificatorio de Bio Bio, entrando a la Serie de Campeones acollerado con Taconeo y montado por Felipe Garcés y Gustavo Valdebenito, en el Nacional de Rancagua entraron a la Serie de Campeones; en 2005 corrió en Clasificatorio de Bio Bio ganando la Serie Segunda Libre B, en collera con Purenina su hija, montados por Joselo Astaburuaga y Gustavo Valdebenito; en 2006 corrió Clasificatorio de Osorno y fue 5° en la final, la collera de Requinto y Tamarugo con Gustavo Valdebenito y Cristian Flores.

En su última época de corrales en 2006, obtuvo el 2° Champion en rodeos de Los Renovales de Padre las Casas y Traiguen y 1° champion en Curacautin;

En 2007 obtiene el 1° champion en rodeo de Puren y se retira de las pistas.  

Su reproducción:

Es a la fecha un padrillo importante de la raza pura chilena, quedando aun hijos por nacer y por “trabajar” otros tantos.

De los conocidos rankeados y destacados ha entregado al caballo Huingán, Purenina, Ronaldo, Ramirana, Romario, Chinganero, Bamban, Retoque, Sicario, Firpo de actual gran campaña en Temuco, Requinta ganadora exposiciones, Invernada de cría en Santa Isabel, Llauca de cría en Aberri, Mono Mono que sale excepcional, Gallardía de Santa Isabel, Carmela de cría en Paicavi, Solitaria de Quimpomay, Guapa de Ramahueico, Requerido de hacienda El Huique, Replica, Chilindrina, Federer, Arrogancia, Relajada, Rosarito de Cordón Arauco.

Su hijo Romario ha sido Sello de Raza nacional.

Tiene inscritas 113 crías.