Comenta Roberto Fuente Alba Prat.

 

 Tengo un potro muy interesante del que le puedo comentar algunas cosas. 

El año pasado andaba interesado en adquirir un potro que generara un buen aporte a nuestro criadero Palahuén y fue como decidí asistir al remate del criadero Las Callanas interesado en 3 potros que aparecían en el catálogo. 

Al llegar a Las Callanas un poco antes de la hora, conversé un rato con los peticeros para averiguar un poco y las alternativas se achicaron a dos como las más óptimas. 

Aún no salían los potros para verlos. 

Rato después aparecen y claramente me decidí por el Florero. 

Me gustó su estructura y la sangre para qué decir. Su número es el 177261. 

Su padre es el Despunte y su madre es la Esquinita (Esquinazo en la Ficha). Afortunadamente lo rematé y lo traje a Arauco. 

Lo empezamos a galopar y se notaba un caballo con condiciones, pero que le faltaba bastante para estar terminado. 

Fue avanzando en el trabajo durante el invierno y fue así como lo saqué a correr la serie de potros del rodeo de Cañete. Inmediatamente me demostró su poder marcando una muy buena atajada de 3. Sólo corrimos ese animal. 

En febrero los saqué nuevamente en la serie de potros lo premiamos inmediatamente.  Lamentablemente en la final nos salió un toro malo y preferimos eliminarnos. Luego de esas dos participaciones llegó la temporada chica y decidimos llevarlos al rodeo de Contulmo para tratar que quedaran un poco más corridos. Los corrimos una serie y los premiamos altiro y en la final quedamos segundos luego de ganar el desempate y a un punto del primero. 

En ese rodeo me llamó la atención realmente el potro. Cada vez que corría se iba poniendo mejor y cada vez le iban gustando más los toros. De hecho, nos salieron dos toros complicados, de esos que en la mitad de la cancha arrancan y el potro los seguía y cargándose en los pechos igual se los llevaba y marcaba. 

También ganó el premio Sello de Raza. 

Luego de ese rodeo se pararon. En la medida que el caballo fue corriendo fue mejorando. Luego del descanso lo tomamos y claramente llegó otro caballo. Aún mejor de cómo quedó en Contulmo, por lo que tengo bastantes esperanzas puestas. 

Uno nunca sabe en esto del rodeo, pero creo que se trata de un muy buen potro y que por su sangre además, puede ser un muy buen reproductor.