Por A.M.G.

Santa Isabel Río Negro Nº 90989, nacido en diciembre de 1984, fue un caballo de color negro, lindísimo, ganador del premio Mejor Ejemplar de la Raza en todas las exposiciones que se presentó, y con ocasión de la exposición efectuada en FISA en 1993, donde se celebró los 100 años de la fundación de los Registros de los Caballos de Raza Chilena, hecho acaecido en 1893, el Río Negro fue Gran Campeón Potro.

 

Los entendidos de más experiencia y conocimientos lo consideran unos de los más lindos ejemplares que ha producido la raza en su historia.

Arreglado y corrido por el criadero Santa Isabel, era montado por Ricardo de la Fuente, fueron ganadores de varios Champion en collera con el Escorpión con Eduardo Tamayo, así fueron 2º Campeones de Chile en 1991 y fue 4º del Ranking de potros en 1991.

Reconocido en su época como un gran caballo de corrales, tenía su carácter, pero todos los grandes ejemplares lo poseen.

Murió en 1997 a causa de un cólico, siendo aun muy nuevo y solo dejó 45 crías.

Por su calidad fue muy requerido por criadores brasileros para llevarlo a sus cabañas, pero el negocio no prosperó y se quedó en el país. Por lo cual se llevaron a su padre el Riguroso, el que apenas llegado a Brasil, murió.

Con esa poquísima producción ya tiene dos hijos campeones de Chile, el Santa Isabel Destape y Santa Isabel Fogoso.

En Santa Isabel el Río Negro tuvo tres propios hermanos, el Río Claro, el Río Maipo y la Rita.

La hermana mayor es la yegua Rita Nº 89244, nacida en enero de 1984, de color negro, larga, impactante, muy bonita, comprada muy nueva en remate de Santa Isabel por Félix Rivadeneira para su criadero Santa Eliana, el cual la presentó a Exposiciones en San Fernando y ganó importantes premios con la Rita, además la arregló y corrió con éxito. Es una gran madre, dio al Gran Campeón de Raza en varias oportunidades Santa Eliana Jerónimo,  que después vendido a Hugo Cardemil, éste lo corrió con gran éxito, el potro murió de un accidente muy nuevo, Además le dejó tres yeguas también premiadas en exposiciones y nacidas en Santa Eliana la Sinfonía, Inocencia y Mi Chica

La Rita aun vive y se le han sacado crías con las modernas técnicas actuales, es una joya de vientre.

Después viene el Río Claro Nº 94776, nacido diciembre de 1985, precioso potro mulato oscuro, ganador de premio Mejor Ejemplar de la Raza, y muy bueno de vacas. En el tercer rodeo oficial que corría se quebró una pata y hasta ahí llegó su carrera deportiva. Es un exitoso reproductor y ha servido en criaderos El Nevado, Pozo Azul, El Batro, Pehuén, Santo Tomás.

El Río Maipo Nº 102288, nacido en noviembre de 1987, de color negro, fue buen vaquero pero por lesión a una pata su campaña fue cortísima y se fue a la reproducción a criaderos Montahue, Reñeco y La Araucanía.

Lo interesante de la genealogía del Río Negro es la conjunción de ejemplares valiosos entre sus antepasados.

Su padre Riguroso era hijo del Rigor por Comunista-Quebrado y Rigurosa por Alcatraz, o sea lo mejor que puede ofrecer en cuanto a pedigrí nuestra raza; en la Trasnochada nieta de Rascucho-Batro.

Por el lado materno de la Trongol Guadaba, ésta era hija de Diluvio un hijo de Ñipán, propio hermano de Rigor.

O sea en Río Negro tenemos un imbreeding cerrado en Quebrado y Alcatraz, dos Jefes de Raza, a través del extraordinario e impactante Rigor y el Campeón de Chile y Sello de Raza Ñipán.

Rigor se quebró una mano muy nuevo en rodeo de Quinta Normal y no pudo seguir corriendo.

Recordemos que Rigor dio al Jefe de Raza Taco.

Siguiendo con Guadaba, su abuela materna Chaperona era hija de Reguero por Comunista en madre Curiche Reguera por Alcatraz, sigue el imbreeeding.

El Río Negro en cuanto a morfología superó a todos sus antepasados,  y además heredó su poder de liga.

Sus hijos campeones de Chile Santa Isabel Destape Nº 136320, nacido en 1995, de color tostado, es hijo de Ráfaga por Escorpión y Raquelita por Guardián I-Rigor, en la Clementina; volvemos a la fórmula anterior, agregando además que Escorpión tiene gran porcentaje de sangre Alcatraz a través de su madre Lista por Ingrato, y de donde heredó el color barroso que tanto transmite a sus crías. 

Santa Isabel Fogoso Nº 141122, nacido en febrero de 1997, de color bayo, hijo de Barricada (2ª de Chile en 2003 y 2004) por Escorpión en la Cachita por Ñipán en Naranjerita, y volvemos a inbreeding antes mencionado, es caballo y fue montado por Germán Varela.

Tengo entendido que son los dos únicos hijos de Río Negro en madre Escorpión y que impresionante, los dos son campeones, da para pensar que ha sido una fórmula exitosa.

Otro hecho increíble y sorprendente es que Río Negro y Escorpión eran collera, corrían juntos.

Cuando se busca con afán, al próximo Jefe de Raza, que aun al parecer no ha nacido,  y que aparece tres o cuatro generaciones después de él, por aquí puede saltar, cruzar hijos o nietos de Río Negro con hijos o  nietos del Escorpión, sea por línea paterna o materna, da lo mismo, los que además de la estadística mencionada, se debe agregar que existen factores personales entre los diversos reproductores que solo el ojo estudioso y experto descubre, y es materia de más detalle, pero perceptibles.

Lo importante de esta faceta es que viene de un reproductor que obtuvo premio Mejor Ejemplar de la Raza, hecho casi inédito en nuestros caballos destacados como padrillos, y que redundará en un progreso equilibrado, función y morfología, porque los hijos de Escorpión también ganan exposiciones todas las semanas.

Para asegurarse la calidad de un reproductor macho o hembra y que dé lo que todos ansiamos, primero debe ser de correcta morfología, de gran sello racial, con carácter, buena boca y rápido de patas, liviano de manos, que las saque luego del suelo al andar,  y que en la medialuna demuestre velocidad, fuerza, valentía, y tranquilidad.

En cuanto a los resultados todos sabemos que influyen muchos factores externos al caballo, pero que al ojo experto no pasan desapercibidos.

Grandes reproductores actuales no cumplieron una campaña destacada, por los factores mencionados, principalmente jinetes, pero que mientras estuvieron en la competencia nadie dudaba de su excelsa calidad vaquera.