Imprimir

 

 

 

 

por A.M.G.

Negro, de pelo brillante, lindo por donde se lo mire, un caballazo, con sello, con morfología, con distinción, con garbo y elegancia al caminar, lindísimo.

 

Es de esos caballos que nacen de tarde en tarde y tiene la cualidad de hacer sentir orgullo por la raza, ellos son la expresión fiel de lo que es la raza pura chilena, nadie podría confundirla con otra, ni sospechar siquiera de algún antepasado extraño a ella, así fue el Enchufe, el Quebrado, el Alfil II, el Longaviano y muchísimos más, aquí se admira la raza en toda su belleza y expresión.

Corrió y era extra de corrales, pero aun nuevo se lesiono de un ojo y no pudo seguir su campaña y después le entró una infección al otro ojo y ahora está ciego, por ello su caminar es pausado y con cuidado y por supuesto su musculatura luego de al menos 8 o 10 años en pesebrera se le ha deshecho mucho, lo que es bueno conocer al verlo caminar.

Su cabeza es maravillosa, exacta la de los caballos pintados por Velázquez en 1600, acarnerada, fina, las narices rectas de ollares, la pega del cuello preciosa y liviana, algo muy poco común en nuestros caballos actuales. 

Supe de este potro negro hace algunos años atrás, en 2002, porque me llamó para contarme de  este hallazgo, Rubén Valdebenito presidente de los criadores de Malleco en esa época, que acompañó a José Luis Pinochet a evaluar los caballos de la Asociaron y conoció a Guindalero y ambos quedaron maravillados con el caballo, el cual obtuvo un altísimo puntaje en la cartilla morfológica. Años después lo conocí y admire largamente en visita al criadero La Araucanía de Olivier Albers.

Guindalero N° 148336 nacido en febrero de 1998, esta es su línea paterna:

Hijo de Majadero por Diluvio en Vuelta y Media por Compromiso y Rota Linda por Enojado.

Su madre Guindita es hija de Pirata por Zarcillo en Guinda por Zarcillo. 

Destacamos a Majadero potro muy conocido de Marcelo Guzmán, en el cual llegó a muchas finales nacionales, algunas de ellas con Malú. Su padre Diluvio ampliamente recordado padre de la gran madre Guadaba (Rio Negro, Rio Claro, Rio Maipo, Rita).

La madre de Majadero viene del Enojado un hijo de Guaraní y Enojona por Batro, potro bayo barroso que en solo dos temporadas llegó al ranking de potros y murió de cólico, la madre de Rota Linda era Marimba hija nada menos que de Burlón (Alcatraz), que además dio a Silencioso, gran padrillo de Agua de los Campos.

Guindita, buena de vacas, fue criada por Joel Reyes, criadero El Cisne, hija de Pirata por Zarcillo (Achaque-Bacalao 2-Condor II) en Guinda hija de Zarcillo y Amazona por Quesero (Contador-Chacarero). Zarcillo en Querencia por Quicio II, es el padre del famoso caballo Montaña Larga, y los potros Esquinazo y Baulaque, ganadores del Primer Clasificatorio. 

Guindalero ha servido en criaderos Santa Ana, Rucapillan, La Araucanía y ahora en Pallocabe.

Quiero destacar que este es un claro ejemplo como hay muchos, de potros y yeguas chilenas que por alguna razón no tuvieron campaña, y algunos ni siquiera corrieron en forma oficial y son una “joya de nuestra raza”, no solo se deben guiar los criadores por la pura y fría estadística, la raza no se mide por solo los que atajan, hay muchos otros factores a considerar.