Imprimir

Por A.M.G.

 Nos referimos al tordillo Paicavi Requinto N° 117750, nacido en diciembre de 1992 y su precioso legado.

Un reproductor que se está haciendo notar es el Requinto, que pertenece desde que era potrillo al criadero Peleco, porque Rubén Valdebenito lo compró al pie de su madre Paicaví Sorocha que era tordilla a Hernán Anguita Gajardo. Todas las gestiones de preñez de la Sorocha las efectuó Rubén, por cariño a su “maestro”, por eso la yegua parió en Anique-Cañete.

 

Su padre es el Arauco, bayo, hijo del gran Inocente, negro brillante, ambos potros excepcionales vaqueros de Hugo Del Rio y Renato Luengo respectivamente.

Este tordillo no tiene nada de sangre Estribillo, Taco, Rotoso, Colibrí, es otra alternativa.

Por lo cual por Requinto corre sangre Enchufe-Quillacón-Picaporte, formula de combinaciones que está resultando magnifica. Tuvo una larga campaña del 1996 al 2007, participó en 4 Nacionales y a medida que pasaban los años su calidad fue en ascenso, se retiró aun en plena vigencia deportiva.

 

Peleco ha criado y sigue criando varios hijos de Requinto, los que ya destacan con luces propias en el ambiente corralero y son una de las causas del inmenso éxito deportivo actual del criadero.

El primero de sus hijos que apareció en las pistas fue el caballo Huingán, nacido en 1997, el cual durante el Nacional del 2009 ganó la serie Criaderos con 39 puntos, corrió la Serie de Campeones y fue 2° Campeón de Chile, y llegó a ser 4° en el Ranking Nacional de caballos, luego una lesión a una rodilla lo tiene imposibilitado de correr.

Apareció después el famoso Ronaldo, nacido en el 2000, un barroso muy acampado y extraordinario vaquero, el cual gano Clasificatorio de Pemuco en 2009, luego fue 2° en Clasificatorio de Temuco en 2011, Campeón en Clasificatorio de San Carlos en 2012 y 3° Campeón de Chile en Nacional del 2012.

Fue 2° en el ranking de potros ese año y ahora está en la reproducción porque una lesión no le permitió seguir su campaña.

Purenina una baya que acompañó a Requinto en 2005 en Campeonato Nacional, muy buena y  en las crías ahora.

Ramirana una lindísima colorada que ganó premios en Exposiciones de Curicó en dos oportunidades y está en las crías en la Palma de Teno de José Antonio Pons.

Romario un bayo de gran sello racial, que fue Campeón Nacional del rodeo para Criadores en 2013 en Valdivia, donde también ganó premio Sello de Raza y 2° Campeón en Nacional para Criadores en Pemuco en 2014, ahora recién fue Campeón del Clasificatorio de San Carlos.

 

Chinganero, tordillo, excepcional vaquero recién apareciendo en las pistas, segunda temporada,  el cual empató la Serie de Campeones en Clasificatorio de Lautaro recientemente, en collera con Estupendo, colorado, hijo de Ronaldo y por lo tanto nieto de Requinto.

Firpo un tordillo lindísimo premiada ya en exposiciones.

Mono Mono, otro tordillo de Peleco muy nuevo recién empezando a correr.

Bamban un bayo de gran sello racial que ya ha corrido y se le pronosticó un fantástico futuro. Requinta, preciosa yegua reciente ganadora en Exposición de Cauquenes.  

Aun quedan muchos hijos que son muy nuevos y no aparecen en las medialunas.

En cuanto a sus hijas la mayoría han pasado directo a las crías por la calidad de su progenitor:

de Santa Isabel Gallardía T.E., Invernada, Guindalera, Guaracha; de Rinconada Llauca ahora de criadero Aberri; de Rinconada de Eduardo Tamayo también la Angustia; de El Olvido Tan Linda muy buena de vacas; de Peleco Mañanera, Rastra, Cotona; de Paicavi Carmela.

Yeguas de Peleco no han podido salir a correr por no tener cupo los jinetes, increíble.

Requinto se reproduce en Peleco y estuvo algún tiempo en Santa Isabel.

Un potro que tiene 22 años y ya tiene hijos y nietos en el primer plano nacional es señal clara que estamos ante un reproductor de excepción, y algo muy llamativo, no tiene más de 40 crías a la fecha, porque el criadero Peleco es pequeño y no tiene más de 10 a 12 yeguas en las crías y varias hijas de Requinto entre ellas, lo que limita su producción.

La conjunción de sangre del Requinto con el Morcacho es un éxito.

Faltan algunas semanas para el Campeonato Nacional en Rancagua y quizás aumente su fama, porque llega con dos hijos y un nieto.