Por A.M.G.

En la interesantísima entrevista al gran criollista Gilberto Loureiro de Souza, criador y profesional muy exitoso y de una trascendente campaña en Brasil, conocedor de todos los caballos de América del Sur, podemos sacar algunas conclusiones porque es una opinión para tener muy en cuenta.

 

Gilberto es una eminencia en morfología y crianza, en historia y ejecución técnica del Freno de Oro, y como si fuera poco es socio y corredor del Club de rodeo chileno San Lorenzo, ha participado en rodeos e incluso premió una vez haciendo collera con Rufino Hernández, por lo tanto su palabra vale y muchísimo.

En Expointer en el Freno de Oro años atrás lo conocí y conversamos muchas veces, hasta tuvo la gentileza en otra ocasión de ir a mostrarme a las pesebreras su potro estrella CRT Guapo, padre de sus grandes campeones, y me habló maravillas del Santa Teresa Papayero, del cual le quedaron muchas valiosas madres que ahora le entregan campeones en Viragro, cabanha que administra.

En su entrevista resaltan dos conceptos básicos para el tema nuestro.

Primero, menciona que el caballo crioulo antes del 1970 era distinto al actual, se supone que es por la influencia de Aniversario, Hornero, Arrebol, Pilpilco y otros potros de origen chileno llegados a Rio Grande Do Sul, que cambiaron su morfología y su funcionalidad.

El otro concepto valiosísimo para nosotros, es el que se refiere que en el futuro les faltará sangre chilena valiosa como la anterior, por ellos haber cerrado el registro al caballo chileno de pura raza.

También manifiesta muy firmemente el gran aporte a su raza de la prueba selectiva racial llamada el Freno de Oro y todos los grandes beneficios que les trajo en sus crianzas.

Así como ellos tuvieron la valentía y osadía de incorporar potros chilenos en un principio a sus crianzas, muy resistidos en esa época por los demás criadores gaúchos, lograron imponer su criterio y vaya el tremendo éxito que tuvieron y hoy son llamados pioneros de la Revolución Funcional del caballo Crioulo.

Ahora llegó el tiempo de nosotros copiar lo bueno que ellos hicieron en beneficio de sus caballos y nada mejor que usar esa maravillosa herramienta funcional y selectiva que significa la prueba del Freno de Oro.

Instauremos el Freno de Oro en Chile, y empecemos a practicarlo como Prueba Oficial de nuestra raza y por supuesto con caballos de raza pura chilena.

Si nosotros desarrollamos esta valiosa experiencia deportiva y sacamos caballos de excepción en su ejecución, sin duda alguna nos abrirá nuevamente las puertas a la exportación y quizás nos acepten en sus registros como chilenos de raza pura, porque verían un real y nuevo aporte a sus cabalgaduras criollas, con caballos ya probados por estas lejanas tierras.

Además exportaríamos productos terminados no materia prima como hasta ahora históricamente había sucedido.

Usando las mismas reglas de ellos, el mismo reglamento y el mismo criterio de jura para adaptarnos exactamente al deporte original y competir de igual a igual contra ellos en el futuro.

Los grandes campeones brasileros, argentinos y uruguayos del Freno de Oro tienen un gran componente de sangre chilena, no olvidemos que el Registro de Merito hasta el número 40 en Brasil está compuesto mayoritariamente por potros de raza chilena.

En la actualidad es el deporte ecuestre de mayor crecimiento mundial, lo practican en Brasil, Paraguay, Argentina, Uruguay, EEUU.

Fotos:

1.- Aparta

2.- Campo

3.- Mangueiras

4.- Morfología

5.- Paleteadas

6.- Preparando pista en Sofía-Paraguay

7.- Caballo chileno