Carta de Aníbal Ríos Montt.

                                    20 noviembre del 2015

Señor

Arturo Montory G.

Santiago:

 

Distinguido amigo:

La presente tiene por objeto felicitarlo, por su extraordinario trabajo de recopilación histórica que contribuye vuestro libro “Reproductores de Pura Raza Chilena, Tomo I.

 

Estimo que esta gran obra para la familia corralera, criadores de caballos chilenos y seguidores de esta pasión que nos une, se constituirá en “El Diccionario e Historia del Caballo Chileno”; Ud. ha llenado un gran vacío que existía, respecto a las grandes familias de nuestro caballo.

Me ha sorprendido sí que las prestigiosas y eficientes entidades que reglamentan todo lo relacionado con el caballo chileno, no hayan –hasta la fecha- destacado vuestra iniciativa, espero que pronto lo hagan.

En lo personal lamento que los criadores de caballos chilenos, que por  nuestra edad ya somos pasado, no hayamos contado en nuestra época, con vuestro libro, que es un valioso aporte, para la selección de las mejores líneas de sangre.

Muy afectuosamente, un gran abrazo.

 

Aníbal Ríos Montt

Co-Fundador de la Federación del Rodeo Chileno, huaso corralero y criador de caballos chilenos en 4° generación.   

 

 

Un Personaje:

Aníbal Ríos Montt, un personaje del rodeo chileno, caballeroso, poeta, bueno para las vacas, bueno para los “combos” boxeador aficionado en su juventud, buen bailador de cueca, lleno de historias y un gran conversador,  poseedor de una pluma exquisita.

Conocido como el Sheriff de Quillota por su afición a las historia del Oeste Norteamericano de fines del 1800, donde ha viajado muchísimas veces siguiendo la pista de los famosos cowboys.

Don Aníbal se merece y con creces una entrevista personal y extensa, la que hare muy pronto para los lectores.

Famosas son sus actuaciones en los corrales en su potro Alojado, del que hizo un libro que me obsequió, cuya historia, actuaciones y descendencia viene desarrollada en el Tomo II.