Marcelo Guzmán Recart y TCU

Por A.M.G.

 

Segunda parte

 

¿Con qué comenzaremos esta serie de entrevistas sobre el arreglo TCU de caballos para rodeo?

Hola don Arturo, creo que lo primero es partir por lo primero, vale decir comprender hacia donde vamos para poder así tomar el camino que más nos sirva. Hay muchas técnicas de entrenamiento y todas son respetables, unas mas rápida , otras mas lentas ambas con sus pro y sus contras.

 

En TCU o teoría corralera universal, prefiero partir siempre por fijar una meta real, que se pueda hacer realidad para así motivarnos a seguir mejorando, en este caso será a aprender de corridas en vaca, por lo que primero debemos aprender de manejo ganadero analizando en profundidad como lo hacen para manejar el ganado los jinetes a quienes mejor les vá como Loaiza y Tamayo que son los mejores de la historia, así como también como manejan ganado otras connotadas colleras y jinetes que llevan años en la pela como los hermanos Hernández, Los Pozo, Los Ortega, Peleco, Vista Volcán y un sin fin de otros grandes corrales y equipos que mantienen patrones muy parecidos en cuanto al manejo del ganado independiente de que sus estilos de corrida sean muy

Primero debemos comprender como se trabaja un novillo, luego iremos desglosando de a poco como utilizan sus caballos para cumplir las exigencias del reglamento que es netamente manejo ganadero y luego como trabajar los caballos que al fin y al cabo son nuestra herramienta principal para la faena del aparte. No me sirve de nada un hacha si no se pegarle al palo. En el rodeo es lo mismo, no gano nada con tener el mejor caballo si no se para que se usa.

O sea, ¿Hoy hablaremos de ganado?

Si don Arturo, de cómo se maneja el ganado para tener buenos resultados.

Cuéntame, ¿de que se trata esto del manejo ganadero?

Al observar como trabajan ganado los mejores jinetes, nos podemos percatar de que todos buscan que el toro corra parejo, con confianza en avanzar, sin variaciones de velocidad ni dirección de modo que la collera en conjunto pueda dar la trayectoria deseada al novillo cuyo fin es llegar a la atajada sin tocar las banderillas que delimitan la cancha.

El manejo del ganado se divide en 3 fases básicas las cuales buscan fijar una trayectoria constante y regular la velocidad para obtener así el control total del novillo.

¿Cuáles serían esas faces o etapas?

La primera etapa es el manejo en el apiñadero. Aquí es donde se le enseña a correr al novillo en forma constante y pareja. Todos los grandes jinetes antes de la primera vuelta ya saben que tipo de novillo les tocó. Es importante recalcar que todos los novillos son distintos de correr según su raza, peso, manejo previo y sexo, por lo que conocer su lenguaje corporal es de suma importancia para saber como correrlo.

Las grandes colleras optimizan el recorrido del apiñadero llevando el novillo a las esquinas para que salte y se canse si es muy rápido o evitando desgastes innecesarios en caso de un novillo débil, pero siempre evitando tijeras y envolturas, ya que una vez que el novillo o vaquilla descubre que puede cambiar de dirección o cargarse en contra de un caballo es muy probable que repita estas acciones y dificulte mucho la carrera.

La segunda es el manejo en la cancha y la tercera la atajada. Desde aquí en adelante la labor del arreador sobre fundamental. El buen arreador debe acomodar, el acomodar el novillo de forma tal que su trayectoria sea pareja, sin cambios de dirección ni variaciones de velocidad que hagan perder la postura al “conjunto” que va a la mano. El jinete a la mano debe regular la distancia del encanchado y el arreador no permitir que se devuelva ni cambie de velocidad, por lo que la comunicación y complemento entre ambos conjuntos debe ser sutil y complementaria. Un cambio de velocidad puede hacer que el caballo a la mano se enderece, un cambio inesperado de dirección puede transformarse en tijera, abertura o incluso envoltura.

Finalmente en la atajada, ambos jinetes deben tomar una actitud serena pero enérgica hacia los sacos. El arreador debe colaborar que la trayectoria del novillo se mantenga constante y paralela a la atajada mientras el jinete a la mano se prepara a enfrentar la atajada acercando al novillo a esta sin botarlo en el intento para finalmente atajar. Para esto el jinete debe contar las batidas antes de la atajada y esperar que el novillo esté en su 4°ta fase del galope (que es cuando las 4 patas están en el aire) de modo que al empujarlo en la atajada este caiga sobre le acolchado (enquinchar) y el caballo solo empuje un peso muerto en el aire haciendo así menos fuerza y regulando la potencia de la atajada.

La potencia en las atajadas también debe ser regulada a voluntad, de modo que un toro rápido se ataja fuerte en la primera sin importar postura, aberturas y si es débil se cuida en todas las atajadas para que sea capaz de terminar la carrera al trote.

Suena muy complejo ¿Cómo se hace para dirigirá al novillo?

En las clínicas TCU que dicto en Chile y el extranjero así como en las escuela de rodeo que estoy formando en Pirque (a minutos de Santiago) explico paso a paso la sicología del ganado según raza y tipo,. Ahí podrán conocer y aplicar conceptos como el punto de equilibrio, zonas de seguridad, puntos ciegos y todas las expresiones corporales con que el ganado demuestra su temperamento y nos avisa como y hacia donde se va a desplazar. Manejando estos conceptos se hace mucho más fácil la faena de las corridas en vaca. Para más información obre clases y clínicas pueden visita mi sitio web

www.tcu.cl.