Historia de la ABCCC.

 

La historia de ABCCC (Asociación Brasilera de Criadores de Cavalos Crioulos) comenzó un poco antes de su fundación.

En 1931, algunos agricultores y ganaderos de Río Grande do Sul, entusiasmado con la idea de reconstruir y estandarizar el cavalo crioulo comenzó a promover el objetivo de formar una entidad dedicada exclusivamente a la raza.

 

La idea comenzó a ser bien aceptada en Rio Grande do Sul, tomando forma en una tarde de verano del 28 de febrero de 1932, en la Asociación Rural de la ciudad de Bagé, Rio Grande do Sul. La ciudad tendría la primera sede de la entidad, aunque sea brevemente.

Poco después de la fundación, la ciudad de Pelotas / RS fue elegida como sede del ABCCC. Esto ocurrió porque el Libro Genealógico de la Asociación del Río Grande, se inició en Pelotas.

Firmado el Acta de la Creación de la institución 22 hombres de visión, que unieron sus fuerzas para iniciar el rescate y difundir la raza criolla.

Son los primeros socios de ABCCC:  

Belisario Sá Sarmento, Benjamín Constat Keller, Cypriano Munhoz hijo, Guillermo Echenique Hijo, Gennaro Dias da Costa, João Alfredo da Silva Tavares, Juan Macedo Dornelles, Joao Magalhaes Vieira, João Paes Vieira, José Alves Vieira fundador Julio Cortés Pasión, Leonardo Brasil collar, Leonidas de Assis Brasil, Luiz Dias da Costa, Manoel Luiz Martins, Tierra Marcial, Mario Sa Brito, Octavio Adalberto Esteves, Oliverio de Vasconcellos, Paulo Gonçalves Annes, Ptolomeo de Assis Brasil y Sebastián Dornelles.

Establecido inicialmente como ACCC - Asociación de Criadores de Caballos Criollos - la institución inició sus actividades mediante el nombramiento de un Comité de Criadores para clasificar animales entraron para su Inspección. Los caballos considerados criollos pasaron parte del Libro Genealógico de la Raza, comenzando así la normalización y la perpetuación del caballo criollo brasileño.

En 1935, el ABCCC comenzó a tomar forma. En enero, el Libro de Orígenes criollo fue cambiado por el Libro Genealógico Asociación del Río Grande, a la entidad, por lo que es más independiente. Por lo tanto, fue necesario alquilar una sede para empezar a marcar los animales inspeccionados. El lugar elegido fue en la calle XV de noviembre de 556 y fue compartido con la Asociación Rural de Pelotas.

 

Unificación.

En el año 1944, criollistas de las Asociaciones de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile fundaron la FICCC - Federación Interamericana Criadores de caballos criollos - en un intento de integrar a todas las entidades del sur del continente. Un año más tarde, en octubre de 1945, se celebró la Primera Exposición Internacional de caballos Criollo en la ciudad de Pelotas. El evento buscó poner en práctica el ideal de FICCC, y hacer frente a los caballos criollos dispersos en todo Estados Unidos para mejorar la raza.

En este período de la historia ABCCC, una de las principales maneras de difundir la raza criolla con el público en general y ganar nuevos criadores era a través de las exposiciones y ferias agrícolas. Estas se llevan a cabo en los municipios de Rio Grande do Sul y en algunas otras ciudades de diferentes estados. A continuación, se llevó a cabo el transporte, sobre todo por los trenes o barcos.

Fue esta lenta pero persistente, la entidad alcanzó el año 1952. El número de miembros pasó a la casa de 370 y cerca de seis mil caballos se introdujeron en el Libro Genealógico. En este momento, habían pasado más de 20 años desde la apertura de la inscripción para las inspecciones.

Después de extender el cierre de registros temporales en varias ocasiones a lo largo de la década de 1940, la organización se dio cuenta de que era hora de cerrar las actividades de inspección.

Quién no lo había hecho hasta ese momento, sin duda no tenía interés en asegurarse de que sus caballos fuesen inscritos.

Se determinó entonces que la terminación de la inscripción provisional para los machos sería el 31 de diciembre 1953 y para las hembras a partir del 31 de diciembre de 1955.

Después de estas fechas, se inscribirían en el Libro Genealógico de la Raza Criolla Brasileño sólo los hijos de padres correctamente ya inscritos.

Con el cierre de las inscripciones, es el fin del primer gran reto de ABCCC.

A partir de este momento, la entidad comenzó a tener otra prioridad: las futuras generaciones que vienen de la primera época del libro genealógico.

Era necesario inspeccionar los animales introducidos en el registro provisional hasta que ellos y sus antepasados fueron aceptados en el registro final.

Después de varias reuniones durante la década de 1950, la FICCC, en 1959, estableció el Estándar de la Raza de América, estandarizando y unificando así los criollos en su propio territorio.

 

Un nuevo momento.

La década de 1970 fue uno de los momentos más importantes en la historia de ABCCC. Hasta este período, las exposiciones de caballos criollos proporcionaron competiciones básicamente morfológicas.

Fue durante estos años que las Pruebas Funcionales comenzaron a quedar en el gusto de los creadores y el público en general. Era lo que faltaba para demostrar la calidad y la funcionalidad del caballo criollo e impulsar la entidad.

La primera evidencia funcional para yeguas criollas registradas tuvo lugar en abril de 1971. A partir de esta primera experiencia exitosa, otro empezó a aparecer, como Prueba de Riendas y la Prueba de Resistencia.

Cada año que pasa, aparecen nuevos aficionados y amantes de esto.

Las pruebas funcionales se fueron mejorando a lo largo de la década de 1970, que culminó en 1982 con la creación de la prueba más dedicado y el ABCCC el codiciado Freno de Oro.

A partir de este año de escribe, una de las más grandes historias de éxito en cualquier forma de crianza de animales en el país y que contribuya a acelerar el crecimiento y la expansión de la raza en todas partes. Transformado en la mayor herramienta de selección de la raza, en 2014, el Freno de Oro completó 34 años de existencia.

Actualmente, la Asociación cuenta con una lista de doce pruebas oficiales: Campereada, Crioulaço, Enduro, Freno Joven, Freno Propietario, de Freno de Oro, Rienda, Marcha de la Resistencia, Morfología, Movimiento La Rienda, Paleteada, Paleteada Internacional.

 

Expandiendo Horizontes.

En el primer año de la década de 1990, la ABCCC creó la marca del caballo criollo. Además de ser una fuente adicional de ingresos para la entidad, era una forma eficaz de difundir la raza criolla.

El éxito de la marca se ha desarrollado en siete años, agregando 65 nuevos productos que se pusieron en venta y se montó una tienda ambulante. La década de 1990 también marcó la entrada de ABCCC digital. En 1991, todo el sistema de registro genealógico era computarizado, haciendo el proceso más ágil y rápido.

En 1995 ABCCC vio la importancia de Internet puesto en marcha recientemente y anticipó a muchas empresas y organizaciones. Este año, la primera página web se puso en marcha, aunque no es la Internet extendida y conocida por el público en general. En el año 2000, con cinco años de existencia, la página ABCCC registró una media de 84 visitas al día. Nueve años después, en 2009, después de la creación de una tienda en línea para los productos de la marca del caballo criollo, la línea clasificada y la apertura de la base de datos para consultar, este número llegó a la asombrosa cifra de siete mil visitas al día, alcanzando récord cada año.

En 2009, se hizo más de una entidad de la apuesta: la ABCCC TV. Inaugurado en julio, se puso a disposición los medios de comunicación al público en general a través de la página web. En 2011, el canal se ha convertido en el caballo criollo WebTV, herramienta y se basan en la publicación de las pruebas de la entidad se ha extendido su divulgación a la transmisión de ajuste y eventos, además de las cuestiones específicas que afectan a todos los criadores, propietarios y apasionados del caballo criollo.