Chile y FICCC en radio Tertulia de Brasil.

Por Arturo Montory G.

 

Fui invitado a participar en programa “Pelos y Procedencia” que forma parte de la programación de Radio Tertulia de Brasil.

Lo dirige el gaúcho Rodrigo Alegrete con el cual hice mi presentación en su programa de tres horas de duración, que trata temas del criollismo, de caballos criollos y sus deportes que en Brasil son muchos.

Era el tema central y de mucho interés público, la Suspensión de Chile de FICCC, que rige actualmente y que todos tratamos de solucionar.

 

El contacto fue a través de Skype, y en el comienzo del programa hablaron Joao Sá, Roberto Davis Junior, un criador argentino de Mendoza sobre las pruebas de riendas y campo, y luego de 2 horas y media de programa me tocó mi turno por lo que pude escuchar con atención las anteriores intervenciones.

Rodrigo de entrada me preguntó si Chile volvería a FICCC a lo que contesté que en las condiciones actuales impuestas por ellos, No, de acuerdo a lo acordado en Consejo Nacional de los Criadores en 2012 y 2013 donde se aprobó por unanimidad esta posición, “no abrir el registro y no cambiar nombre a nuestro caballo”, para lo cual solicité y me fue otorgado el tiempo suficiente para relatar la historia del caballo chileno desde la Colonia, su desarrollo en épocas de los jesuitas, de Pedro de las Cuevas, Aculeo, Curiche, Las Camelias, Santa Elba, y la actualidad.

Hice hincapié en que ya don Pedro de Valdivia ordenó criar caballos en Melipilla, la importancia en este tema de don García Hurtado de Mendoza y los Juegos Ecuestres europeos, también de don Gabriel Cano y Aponte considerado el primer huaso, en fin una gran cantidad de elementos históricos del cuidado del caballo, que nunca vivió aquí en forma salvaje ni vagando por los campos sin control ninguno.

En cuanto al Registro relaté como se revisaron en 1880 ejemplares puros y se inicia con hijos de ellos le Registro de la Raza Chilena, y que desde esa época hasta nuestros días nunca un criador chileno incorporó a sus crianzas potros ni yeguas extranjeras, y solo se reprodujeron chileno con chileno.

Además hice notar que el rodeo como deporte nació en 1860 y desde esa época se “arreglan” los caballos de rienda y para el rodeo sin lo cual habría sido imposible controlarlos en velocidad y hacerlos “atajar”.

Y de ese tiempo ya se seleccionaba los ejemplares aptos para este deporte que permanece hasta hoy.

Además Exposiciones de Criollos de Palermo fueron juzgadas por chilenos durante 10 años (1950-1960) los que mucho aportaron a su crecimiento y ninguno de ellos jamás trajo un caballo criollo a sus crianzas personales, ni nunca lo hicieron los criadores chilenos antes ni después.

Y que el fruto actual de nuestra crianza es debido al trabajo de 4 a 5 generaciones de criadores que con sabiduría zootécnica y muchos esfuerzos lograron construir la raza pura que tenemos y de la que ellos también disfrutan a través de muchos caballos chilenos que allá llegaron.

De los 15 primeros potros en el Registro de Merito de Brasil, uno solo no tiene sangre chilena. 

Expliqué todos los elementos necesarios que constituyen la formación de una raza y que los chilenos la cumplen con creces.  

Esta especial circunstancia de este programa escuchado por millares de brasileros permitió aclarar muchas dudas al respecto, primero dar a conocer nuestra historia y segundo una respuesta clara, precisa y escueta de lo que nos separa, temas que la diplomacia no permite explicar tan claramente. 

Expongo en original las respuestas de criadores importantes, en su idioma original para hacerlo fidedigno.

La conclusión final es que ellos consideran al chileno como criollo y para nosotros es una raza individual y pura.

Que todos tienen el mismo origen del caballo español es claro, como los caballos de Raza Peruanos de Paso, los de Paso Fino de Colombia, los que al igual que los chilenos fueron seleccionados para aspectos específicos y lograron conformar una raza propia, como también lo son los criollos sin duda.         

Algunos entendidos dicen en la antigüedad que el chileno es una “variedad”, si, pero de los caballos españoles, de ninguna manera de los criollos.

También queda meridianamente claro que no existe el “criollo brasilero, o argentino, o uruguayo o chileno”, es una falacia, la Raza es “Criollo”. 

A través de los años desde 1943 en adelante Chile, Brasil Cuba, EEUU, Uruguay, Argentina,

Paraguay marcharon unidos y siguieron en FICCC los sudamericanos, pero nunca dejaron en claro el tema de la raza criolla y la raza chilena, nadie lo aclaró y siempre quedó la duda que cuando salía un caballo de Chile, exportado, parecía criollo por allá pero aquel siempre fue caballo chileno, como lo dice en su portada el primer Stud Book de Chile, texto que tenían en sus manos todos los extranjeros de la época y nadie dijo nada oficial al respecto. 

En 1986 nos echaron de FICCC por No Abrir los Registro, volvimos y en 2012 nos echan o suspenden de nuevo por lo mismo.  En el Logo actual de FICCC, Chile no aparece.

Este tema viene desde 1950 en adelante, siempre hubo solicitudes al respecto y las respuesta chilena la misma y así pasaron los años y a esta generación le toca solucionar una situación que lleva 60 años de duración.

Lo que ha sucedido entremedio ya no tiene importancia, la clave es como hacer marchar juntos a la Raza Criolla y la Raza Pura Chilena.

Lo claro es que el caballo criollo de 1970 en adelante tiene una gran infusión de sangre chilena, y el chileno nunca ha tenido sangre criolla desde la creación del Stud Book.

El caballo chileno tiene un gran acervo cultural, una gran parte del pais vive a su alrededor y las tradiciones del campo chileno descansan en él, su desaparición borraría todo lo anterior, y ningún ciudadano del país permitiría aquello.

La Semana de la Chilenidad recibe 1.500.000 personas en 10 días y todo alrededor del caballo chileno, igual que en muchas otras partes del país.

No se puede “Hacer Patria con una bandera ajena”.  

Acceso el que quieran, soberanía jamás.

 

Opiniones en redes sociales:

-Estância Camaquã:

GRANDE RÁDIO TERTÚLIA PROMOVENDO O DEBATE QUE AS ENTIDADES NÃO PROMOVEM - Ontem à noite, a Rádio Tertúlia reuniu os bons para debate a respeito da situação do Chile na FICCC.

Ouvi atentamente as falas de João Vicente Brasil Sá, Rodrigo Alegrete, Carlos Gomes, Arturo Montory Gajardo e Roberto Davis, cinco das maiores autoridades em criação de cavalos no mundo.

De fato, a condição sine qua non de ingresso numa federação de criadores de crioulos é que a raça do cavalo seja esta, pois outras no podem ser admitidas. As associações integrantes da FICCC reconhecem o status de CRIOULO no cavalo do Chile, condição que é rechaçada pelos chilenos. A negativa deles se justifica em argumentos mais culturais do que genéticos, basicamente pela antiguidade no controle dos registros.

O impasse resulta intransponível pela forma como a questão é articulada. Alguém terá que ceder ou nenhuma solução se construirá. Afinal, os cavalos são de uma só raça (variando tipos por gosto na seleção de cada exemplar) ou estamos diante de cavalos diferentes (aí n teríamos mais crioulos autênticos no Brasil, pois aqui se verifica uma miscigenação).

A queda de braços entre a FICCC e os chilenos só ficará resolvida quando esta pergunta tiver única resposta. Lamentavelmente, as perspectivas não são boas, mas a luta continua.

 

Nelson Leite Chaves:  A luta deve ser em prol da unificação. A origem genetica comum dos cavalos americanos é incontestável. Está pesando aí, a cultura e o interesse economico.

 

Estância Camaquã a Nelson Leite Chaves:  Tens toda a razão. A maioria nacionalista de lá no vende cavalos para o Brasil, então o mercado restritivo não causa danos. No Brasil, as grandes cabanhas começaram a enxergar que podem produzir aqui (e vender) o cavalo que alguns buscam no Chile e aí n há mais interesse de abrir. O impasse está na combinação desses dois aspectos: cultura nacionalista e mercado. A raça que fique em segundo plano.

 

-Rodrigo Alegrete:  Gracias Estância Camaquã pela mensão e confesso que chego a essa mesma conclusão... pois assim como aqui no RS onde alguns preferem não evoluir se acobertando atrás da dita "tradição", essa questão no meu ver é mais cultural e acima de tudo nacionalista do que qualquer outra coisa... e quem perde com isso é a raça... grande abraço!

 

-Paulo Gonçalves Filho:  Acompanho diariamente esta rádio e especialmente o programa Pêlos & Procedência. De fato Estância Camaquã , bons debates sobre a raça crioula vem acontecendo. Uma aula de Crioulo eu resumiria.

 

-Cabanha Potreiro Velho:  É uma pena. Mas o fato é que como a maioria dos criadores chilenos não depende de exportar cavalos para o Brasil, eles não querem abrir. Discordo do que foi dito que alguns criadores nossos se beneficiariam de alguma forma do comércio apenas brasileiro.

Fato é que o nosso cavalo melhorou muito, muito mais que os chilenos e estamos tendo dificuldades de encontrar bons cavalos por lá.

Analisem quanto cavalo e éguas ruins foram importadas na última década. Hoje o melhor cavalo é o nosso...

Mas concordo quem bons chilenos são bem vindos.