Francisco “Pancho” Jara, un campeón tranquilo.

Por A.M.G.

 

“Panchito” Jara un huaso humilde, quitado de bulla, vivió sin estridencias y muy pocas veces mencionando sus éxitos, que los tuvo y grandes.

Colchagüino de la más pura cepa, muy acampado, Chépica, Población, San Fernando fueron sus tierras, la última vez que supe de él fue por información de Ruperto Valderrama que me contó lo veía seguido y recordaban viejos tiempos.

 

Siendo joven, creo que tenía 24 años a esa fecha, aun poco conocido pero debe haber sido muy bueno ya que un tremendo y afamado jinete como lo fue René Urzua lo eligiera de compañero, para correr esa temporada del 1951 y 1952.

“Panchito” tenía un carácter muy especial, tranquilo casi en exceso, no se inmutaba por nada, los nervios no los conocía, hacia todo muy pausado y hablaba despacio y acampado, bueno para los caballos los trabajaba muy bien, de la época en que se corría un poco derecho pero despegados de costilla de manera que los nuevos reglamentos y exigencias lo dejaron un poco atrás, y se dedicó mas trabajar que a correr después.

Fue Campeón de Chile en 1952 en Chillan y representado al club de Chépica.

Lugares:

-Campeones:

   René Urzúa y Francisco Jara en "Ojalera" y "Algún Día" con 14 puntos.

-Segundos campeones:

   Rodolfo Bustos y Segundo Zúñiga en "Faustino" y "Achaguey" con 12 puntos.

-Terceros campeones:

   Pedro y Juan Espinoza en "Combinación" y "Novedoso" con 11 puntos.

-4° Lugar:

   René Urzúa y Nano Ramírez en "Arrocito" y "Cortejador" con 10 puntos.

-5° Lugar:

   Baltasar Puig y Fernando Barra en "Trasnochadora" y "Chamantina".

 

Curiosamente aparece en las planillas la collera de Jovencita y Algún Día pero la verdadera es la arriba mencionada.

 

Tuve la suerte de conocer a “Pancho” Jara en Curicó por la década del 1960 al 1970, cuando Pablo “Perico” Quera lo tuvo un tiempo trabajándole sus caballos, y como ahí no tenia cupo para correr armamos una collera y corrí varios rodeos con él, luego se fue con un grupo a trabajar caballos a Comalle donde me incluí, tenía de Luis Sepúlveda, Gonzalo Prado, Juan Solís, Hernán y Roberto Eyheramedy y un par míos.

Dejo una fructífera huella en todos ellos.

“Perico” Villalobos me decía cuando estábamos dentro de la medialuna, fíjate en “Pancho, nos compra el pan a todos”, a la salida del apiñadero sale muy aliviado con el caballo “a la mano” y recién entrado a la cancha los pone encima, muy livianos, y llegaban muy bien a las atajadas, corría muy suelto sin agitarse, cuando estábamos en el apiñadero me decía siempre “que nos salga toro no mas compañero”, y siempre contento y positivo, conversador infatigable.

Aprendí mucho de caballos de él, no recuerdo haberlo visto enojado o reclamando de algo, impenetrable.

Una vez me dijo estando en un rodeo cercano a Don Rupa, “oiga iñor, si los dos somos de Chile” lo que pocos se acordaban.

Los cuentos y recuerdos de la época con su patrón Osvaldo Bisquertt, “Osvalducho” le decía, eran geniales, le tuvo un gran cariño, le quedó un lindo recuerdo, las yeguas eran buenísimas.

En un Nacional lo vi de nuevo, ya muy viejo.

Lamento no haberlo entrevistado, tenía mucho que entregar.    

Falleció hace pocos días atrás y su velorio se realizó en la Iglesia de Población en Colchagua, donde descansará en paz.

 

Algo de su campaña en corrales, porque en esos años se corría mucho rodeo no oficial y no quedaron registros:

En 1955:

Rodeo de Pumanque:

1° Agenor González y Javier López en Secretaria y Arrocito

2° Osvaldo Bisquertt y Francisco Jara en Balilla y Bonitilla.

En 1956:

Rodeo de Chépica:

1° Ramón González y Ramón Cardemil en Secretaria y Kaput.

2° Osvaldo Bisquertt y Francisco Jara en Balilla y Bonitilla.

En 1957:

Rodeo de Palmilla:

1° Agenor González en Secretaria y Rucaray.

2° Osvaldo Bisquertt y Francisco Jara en Balilla y Bonitilla.

En 1959:

Rodeo Curicó:

1° Comunidad Darío Pavez, en Pichanguero y Ambicionero.

2° Oscar González y Francisco Jara en Batrera y Ni Uno.