por A.M.G.

El famoso y legendario “Oco” Guzmán perteneciente a una familia de jinetes y arregladores de Mulchen, ha traspasado la fronteras del tiempo y aun a sus 77 años está capacitado para ganar un rodeo, lo que recién hizo en collera con su hijo Felipe en el rodeo de Lonquimay.

 

Inicia su vida de jinete profesional en Quillota en criadero El Rodadero de Aníbal Ríos Montt, un criador jinete, dirigente, poeta, viajero y gran admirador y experto en el Far West Norteamericano, un personaje excepcional, y con “Oco” Guzmán corren durante una gran cantidad de años en los cuales ganan muchos premios y champion en zona de Valparaíso especialmente.

En esa época, en 1973 con el potro Florero de Aníbal Ríos Montt., “Oco” obtiene un brillante Segundo lugar Nacional en Movimiento a la Rienda, y ya se hace muy conocido por todo el país coralero.

Corre con una infinidad de compañeros a los largo de su vida, siendo siempre conocido por su especial cualidad de trabajar los caballos y correrlos con eficiencia, los hace atajar a todos, y según las personas que los han contratado como Ítalo Zunino M. y Rubén Valdebenito, dicen que “Oco” tiene algo muy especial y único en su conexión con el caballo coralero y es capaz de sacarles el mejor provecho en cualquier circunstancia.

Llega el más ansiado momento de todo corredor el año 1982 en Rancagua, cuando gana el campeonato nacional montando a los potros Taponazo y ensarte, en colera con su sobrino Boris Guzmán.

Taponazo criado por su hermano Aquiles Guzmán F. del criadero Rinconcito e hijo de Topón y la gran yegua Tejabana por Apa Noy; su compañero Ensarte también criado en Rinconcito, es hijo de Tabaco en Tacaña por Alcatraz II.

En los diarios de la época apareció el gran titular “Ganaron los parientes en Rancagua”.

Pasan bastantes años y contratado por el criadero Agua de los Campos de nuevo toca el cielo en 1995, montando los potros Pretal y Canteado en collera con José Manuel Rey, lo que repiten la temporada siguiente de 1996.

Tiempo después ya empieza a correr con su hijo Felipe ganando una gran de premios y champion hasta la actualidad.

René Guzmán posee un estilo muy especial de montar y correr, aliviana los caballos, los lleva sin exigencia mayor en la cancha y en las banderas los enfrenta de lleno y con los pechos y éstos siempre responden, un jinete seguro y muy marcador, en que la presión y la competencia lejos de amilanarlo lo hacen rendir al máximo, un gran ídolo del publico porque nuca se entrega y lucha y lucha hasta el final.

Se lució durante años con los caballos del criadero Santa Gilda B.

Corrió por el criadero Peleco cuando Gustavo era muy joven, y fue uno de los primeros jinetes del

Paicavi Requinto y lo hacia lucir muchísimo, igual que el Picarquin Taconeo.

Obtuvo también el premio de Mejor Deportista del Rodeo.

Es un gran merito que a los 77 años logre un excelso rendimiento.