Julio Sepúlveda A., joven adiestrador y jinete.

Por A.M.G.

 

Julio Ignacio Sepúlveda Arredondo es hijo de Luis Fernando Sepúlveda Alegría y su madre Carmen Arredondo Cardemil. 

 

Hermano del conocido Andrés Sepúlveda A. avezado jinete actualmente viviendo y trabajando en Francia en el Polo.

Julio, nacido en Curicó comenta que: “le debo a mi padre lo que sé de caballos”, Luis le enseñó los secretos del “arreglo” de los cual era eximio.

Dice: “Corrí mi primer rodeo a los 12 años en Curicó, cuando mi papa era Presidente del club de rodeo Curicó”, y sigue: “llegué al polo desde el día que mi papá nos metió a Clases de Equitación en el Club de Polo de Curicó”.

“Desde entonces que me gustó mucho todo acerca del Polo y después de la Universidad, que no terminé, me fui a Inglaterra a estudiar inglés a Oxford, con intenciones de jugar y trabajar con caballos”.

“Así me fui involucrando con el Polo y en la Exportación de caballos desde Chile a Uk –Inglaterra”.

¿Cómo fue tu relación con el rodeo?

La verdad es que nunca en los 14 años que estuve afuera, pude correr aquí, volvía solamente a jugar polo y ver caballos que se podían exportar, y desde el año pasado, desde que mi papa se enfermó, volví a correr con él su último rodeo en Los Niches.

NE: Este rodeo fue muy emotivo, el mismo Lucho junto a sus sobrinos Philips Montes lo organizaron, sabiendo que era el último de su vida, pero quiso despedirse de esa forma. Juan Antonio Acevedo, curicano, me convidó a ese rodeo.

¿Tu vida en Chile?

Durante este tiempo conocí a Beatriz Vallejo Grove ahora mi mujer y nos casamos.

¿Dónde resides y trabajas?  

Vivimos en Concón.

Ahora estoy corriendo con mi hermano menor los caballos de mi padre del Criadero Las Choicas.

¿Tu trabajo con caballos?

Conocí a Humberto Bozzo y le estoy amansando con “amansa racional” toda la cría de él, por suerte toda la amansa ha funcionado muy bien.

Soy un fanático de toda la “doma racional” que he estudiado en Uk con Monty Roberts, que es un gran maestro, así siempre se me hizo mucho más fácil, ya que yo estaba acostumbrado a la doma tradicional con toques de racional.

Para todo caballo es muy importante que se crie en una buena relación con el amo ya sea chilena inglesa etc.

En pocas palabras aprender su vocabulario y ser su intérprete de sus movimientos.

Y que tenga muy buena boca.

Qué bueno tener a este joven jinete de vuelta en Chile y corriendo los caballos de su padre, orgulloso estará Lucho en el cielo.