El orgullo de Goyko Pavlovic y sus caballos.

Fuente: GP

 

Les voy a contar algo: Tengo la alegría inmensa de haber participado por primera vez en una exposición con dos caballos míos, pero uno es criado por mí, fue ese imbriding de Rigor que tanto lo anuncie alguna vez por aquí. Por ser la primera vez, voy a contar la historia que hay detrás de esta potranquita Cordón Arauco "Chacarera".

 

Comprado el vientre por la IX región, desembarcó en Puerto Natales esa yegua baya hija del Desdichado (Taco) con exceso de temperamento que después demostraría tener tremendas condiciones vaqueras.

Como nadie me canasteaba con el flete de la yegua al potro, le prometí a mi hija vivir una pequeña aventura y recorrer hartas horas a caballo. Se acercaba el día para movernos y al ensillarla me encuentro con un animal que no quería nada, necesitaba "conocerle el genio" rápido porque promesas son promesas y no haría ese pique sólo sin la Isabella. Después de un "amanse" "rápido por cansancio" e "irracional" de medio día, con la yegua a esa altura ya media cansada pero caminando derechito, subí a mi hija en bastos y dentro de un voladero de tierra tranqueamos 40 kms en lomos de la yegua Bramadero Vega Rica, llegamos a Estancia Cerro Huelen, donde estaba el potro hijo de Capuchino y Viruta. En ese momento mi pequeña se había quedado dormida hace ya rato, había pasado a perder una bota, la yegüita ya apenas tranqueaba, pero estoica.

Apenas llegamos desensillamos y a campo la soltamos con Las Callanas Chuto Viejo y varios meses después de un crudo invierno cuando no se veía por ningún lado después de rodear toda la Estancia Huelen con Alvarado, finalmente la encontramos, en los huesos e irreconocible apareció esta nieta del Taco y del Juguete. Ya en casa la recuperamos, y nació en una linda tarde una bayita, Cordón Arauco Chacarera, la Isabella hizo su primera impronta; Al año, Chacarera no era particularmente del gusto mío, la madre era bien fea pero tenía fe que Capuchino transmitía esas cualidades que todos le conocemos en hijos y nietos, sin embargo tenía un par de hermanas en distintas madres, de su misma edad, realmente preciosas y superiores a la Chacarera, eran la "Ingrata" y "Si Pudiera", lamentablemente el año pasado fallecieron ambas dejando un tremendo vació sumado a la muerte de Bohemia yegua que estaba en el arreglo quizás una de las yeguas mas lindas que vi en mi vida junto a los tiempos mozos de Esterita, hoy de mi gran amigo Donald Gompertz.

Cuando los chicos de casa me pidieron llevar la Chacarera, de menos de dos años a una exposición, realmente la vi y no me convencía para tanto, creo que uno tiene que llevar sólo caballos preciosos y no ir a ver qué pasa, pero por otro lado le veía otras cosas, una potranquita digna, muy profunda y de buenos encuentros, con una paleta poderosa y una anulación de prácticamente perfecta, nudos limpios, secos y unos tendones magníficos, ya no era asunto de anatomía sino que con su mirada lo merecía.

Pienso que si ya a estas alturas estamos llorando, que más será de viejo, ahora entiendo lo que decía don Tito Esevich de Cabaña La Escondida uno recuerda payasadas, anécdotas, personas, familia, pérdidas, tiempos, en fin. Para mí con el sólo hecho de haber salido de las tranqueras de mi casa con dirección a una Expo ya era un triunfo.

Esto se lo dedico a mi madre que puso todo su esfuerzo y dedicación por salvarles la vida y a mi hija Isabellita que llevó a su madre a ponerle potro y llegó resfriada y con una bota menos por culpa de su padre.

Del Santa Isabel Buen Muchacho, diré solo que me perdonen por llevarlo tan flaco a las exposiciones, pero no se compró para eso, sino que para correr vacas y ese es el peso con el que mejor se siente para tal objeto.

PREMIOS:

Segundo lugar hembras 24 meses: Cordón Arauco Chacarera

Primer lugar reservado campeón macho potros mayores: Santa Isabel Buen Muchacho

Mejor cabeza potros mayores: Santa Isabel Buen Muchacho