por A.M.G.

 Manuel Solís González “Pacho”, inicia su crianza en 1954 y nace en marzo de 1955 su primer producto la Coqueta, hija de Picacho (Garabato-Batro) en Varicela por Enjuague en Rinconada por Cascabel hijo de Alfil II y Tesonera.

 

Coqueta una bonita baya, le dio a Carretero en Tapete y a Huérfana en Tequila.

En 1966 compra al lindísimo bayo de gran sello y morfología, algo complicado de boca, Aculeo Tapete hijo de Macizo (Coirón III) en Birola 2 por Lustre,

Potro que dejo crías en criadero Biskaya de Quintín Arrigorriaga que administraba Oscar Bustamante Salas, en Toco Toco, en Grosella y después fue vendido a Alberto Schwalm para La Amanecida y acompañó al Estribillo en sus inicios en los corrales.

En esos años los caballos de Aculeo eran lo máximo, época del Matucho, Percala y muchos más.

Ya estaba incorporado al criadero como “arreglador” el famoso Segundo “Wuito” Zúñiga, que hizo los caballos del criadero por un montón de años y enseñó a correr a Juan Manuel y Claudio Solís.

En 1970 Hernán “Perico” Villalobos, compañero, compadre y vecino del Manuel compra en criadero El Escudo al Tequila por Guaraní, y deja crías en Grosella entre ellas a Huérfana en Coqueta, y fue una gran madre del criadero, les dejo 7 crías.

Manuel en sus inicios también había adquirido la que sería su yegua emblema y en la que cumplió grandes actuaciones en los corrales, la baya blanca Fundadora hija de Azahar 2 en Vianda por Madrigal, y también incorpora a la baya Libertad hija de Quicio en Ahualma por Agasajo (Mocosito-Batro).     

En 1971 nace el Chagual hijo de Tequila en Libertad, un bayo muy acampado, extra de corrales que corría Wuito Zúñiga y Perico Villalobos, después vendido a Miguel Goycolea para su criadero Lo Gallo.

Por esos años también Hernán Villalobos llega a Comalle con el Baqueano, potrillo de meses, que luego traspasa a Manuel Solís.

Baqueano hijo de Taco en Parrillada por Empeñoso, era negro, lindísimo, cabeza fina, acarnerada, redondo por todas partes, de gran centro, moño corto pero poblado, gatillo y cola preciosas, y muy bueno de vacas después fue vendido al criadero Huelequen de Pascual Baburriza.

Baqueano en Libertad dio a Ensueño, lindo caballo que perteneció a Perico Villalobos vendido a Lo Gallo, pero le alcanzó a dejar el colorado Los Mallines Pericote, que fue Juan Manuel Solís y Claudio, siendo un potro extra de vacas, lo premiaron y champearon muchas veces y les dejó varias crías.

El Baqueano dejo su sello en el criadero y fue un grandísimo aporte, y cuando corrían con el Chagual se lucian en los corrales como tipo chileno y vaqueros.

En 1975 nace un potro que los haría famosos y conocidos internacionalmente, el Grosella Pajonal,

hijo de Baqueano en Fundadora, un bayo claro de crines blancos, de bonito tipo y extraordinario vaquero, finalista en Rancagua,  y exportado a Brasil donde dio una gran producción. Les alcanzó a dejar 6 crías.

El caballo bayo Gualcacho en Baqueano y Fundadora también fue muy bueno de corrales.

Las yeguas Pascua, Romaza, Camelia, Vendimia, Coqueta todas hijas de Baqueano fueron muy buenas de corrales y madres.

Otro caballo muy importante de Grosella fue el Estoquillo, hijo de Juguete (Quicio) en Celosia por Desdén (Estuco 2) y Comadrita por Empeñoso, que dejo crías en Grosella, Otoñal, Huelequen y La Capilla.

Otro potro muy distinguido fue el Patagual, por Baqueano y Mal Mirada II por Picunto, que en Grosella dejo a Romaza, Caravana y Embrujado, y después fue a criadero Otoñal.

Luego siguieron reproduciendo a Pericote, Esperado, Mezquino, Aquí Estoy.

Manuel ya fallecido le suceden sus hijos y nietos todos corriendo y algunos empezando, pero en la actualidad el criadero con los jinetes Claudio Solís y Marco Antonio Flores están en gran pie y cumplen muy buena campaña en Curicó.

Juan Manuel corrió durante muchos años y entró al 4° animal de 1986 con Wuito Zúñiga y estaban muy cerca de ganar.

La Federación de Criadores le otorgo el premio a Familia criadora de caballos chilenos.

Las fotos corresponden a una ocasion en que el Municipio de Teno le otorgó una medalla de Hijo Ilustre a Manuel Solís en la medialuna de Comalle.

Un lindo legado dejó Manuel Solís a sus hijos y nietos, y es muy bonito verlos triunfar en las medialunas del país, un hermoso homenaje a su padre.