Por A.M.G.

La Purísima criadero de Pedro Santa María Torrealba, que trajo a remate algunos de sus destacados ejemplares.

 

Criador y dirigente con una gran tradición familiar corralera adquirida través de su abuelo Ambrosio Torrealba Farías, que fuera propietario del criadero Quete Quete donde sirvió el famoso Durazno II y le dejó 6 crías.

Inscribió a Ricito N° 21828 en 1952, un hijo de Galonado (Volapié, Alcatraz), como su primer producto.

Sus nietos Víctor, Gonzalo, Pedro y Julio Santa María Torrealba siguieron con esta hermosa tradición familiar en Curicó y Teno. 

Víctor Santa María tiene en la actualdad el criadero “Casas de Quete Quete”.

Pedro tiene funcionando en su campo de Teno el Centro de Hipoterapia “Susana Torrealba Bisquert” en honor a su madre y cumple una lindísima labor social.